Encontrate con tus recursos internos.
Conectate con tu esencia, con quien realmente sos.
Sacá lo mejor de vos y ponelo en acción.

 

Encontrá tus propios recursos, tu riqueza interior. Quizás no sabés que los tenés y quiero ayudarte a descubrirlos.
Quizás sí lo sabés, pero alguien te hizo creer que no contabas con ellos; o tal vez tuviste una mala experiencia al sacar lo mejor de vos, te sentiste frágil y ahora tenés una capa protectora para no mostrarte como sos.
Descubrí Integración neurocorporal y encontrá tu poder interior.

Empoderate hoy.


Estás muy cerca de empezar a usar todo tu potencial: el de tu cuerpo, corazón y cerebro integrados.


 

Quien diga que 1 es más importante que los otros 2, miente.
Cuerpo, corazón y cerebro necesitan estar en equilibrio para que realmente puedas sacar lo mejor de vos y ponerlo en acción.

No alcanza con repetir afirmaciones positivas, hacer un plan para después no cumplirlo o focalizarte sólo en tu belleza exterior. Tampoco podés vivir tapando tus emociones, haciendo de cuenta que no están, simulando que todo está en orden cuando no es así.
Estas conductas generan un conflicto entre el cuerpo, corazón y cerebro; ya que compiten por el protagonismo, en lugar de cooperar entre sí.

 


 

Mi nombre es Gabriela Lombardo, mis experiencias de vida a temprana edad hicieron que entrara en un camino de búsqueda personal que me llevó a replantearme la vida misma. Gracias a esos desafíos y a la búsqueda constante pude encontrarme con mi misión y lo que vine a hacer en esta vida.

En mi camino iban apareciendo distintas disciplinas que me ayudaban e incentivaban. Me daba curiosidad saber cómo integrar todos esos conocimientos. A medida que iba avanzando seguía mi entusiasmo y se despertaba más mi consciencia del poder darme cuenta de mi misma y de cómo funcionaban algunas cosas, si estaba atenta, las descubría mejor.

En nuestro cerebro hay constantemente millones de programas activos, son los llamados automatismos. Para usarlos no hace falta pensar, los tenemos completamente incorporados.
Algunos son vitales, por ejemplo: respirar, pestañear, digerir, el circular de la sangre, la oxigenación y otros.
Y otros que no son vitales y de hecho, son dañinos. Por ejemplo: las emociones guardadas que no son conscientes, malas experiencias, creencias limitantes y tantos más que deciden cómo actuar, sin que tengamos ningún tipo de registro de ello.

Sin embargo el cuerpo es el que más se da cuenta y es el más claro indicador de estos programas dañinos; pero a veces… no lo escuchamos, no sabemos reconocer sus alertas o forzamos al cerebro a ganar la batalla.

Con mi trabajo te ayudo a detectar cuáles son esos programas que te están generando conflictos entre cuerpo, corazón y cerebro; esos que no te permiten lograr lo que te proponés o querés, los que son un obstáculo para el logro de tus objetivos; y te ofrezco un variado menú de herramientas para equilibrar tu ser. De esto se trata Integración neurocorporal.

 


 

¿SENTÍS QUE ESOS RECURSOS EXISTEN EN TU INTERIOR, PERO AÚN NO ENCONTRASTE CÓMO UTILIZARLOS?

Todos los días te enfrentás a obstáculos que te impiden cumplir tus objetivos y sentirte en armonía:

  • Tu potencial está listo para que lo uses y triunfes; pero no sabés cómo salir de tu estado actual y pasar a la acción.
  • Tus pensamientos se atropellan en tu mente y te abruman; necesitás un impulso para ordenarlos y sentirte nuevamente en equilibrio.
  • No sabés qué te frena, querés pero no podés. Te lo proponés una y otra vez, y sentís que “es algo más fuerte que vos” o “que te puede”.
  • Conocés la importancia de estar en equilibrio y armonía; pero te parece inalcanzable y no sabés cómo lograrlo.

Llegó el momento de pasar a la acción, de desactivar esos programas que te impiden cumplir tus objetivos y reorganizar tu energía hacia el logro de tus metas.

 


 

Te ayudaré a encontrar el equilibrio de tu cuerpo, corazón y cerebro para que logres sentirte bien, con coherencia y dejar el camino libre para llegar a donde te propongas.

 

 

Gabriela