Blog

Herramientas de autoconocimiento y superación personal

¿Está tu cerebro bien programado?

¿Sos de esas personas que le teme a las alturas?
¿O sentís que no tolerás los ruidos?
¿Tenés alguna fobia que te impide desenvolverte en situaciones cotidianas?

No sos el único, y no estás solo.

Estas problemáticas pueden deberse a que en tu cerebro no están funcionando correctamente algunos programas. Esos programas son los que llamamos: “Reflejos primitivos”. Existen múltiples causas: genéticas, kármicas y otras, por lo que esos reflejos no maduran, pero están allí latentes y se puede trabajar para mejorar.

Afortunadamente en países como Rusia, Estados Unidos y Australia profesionales de la medicina, neurokinesiología y psicología, han estudiado acerca de los reflejos primitivos y han desarrollado ejercicios (con excelentes resultados) para que funcionen adecuadamente y puedas superar estas y otras situaciones.

En Argentina es poco conocido hasta el momento, aunque algunos profesionales ya estamos trabajando en la materia y muchos están capacitándose.

Si bien se abordan los reflejos desde la medicina pediátrica cuando se le hacen los controles a los bebés, no se conocía esta forma de integrar los reflejos a lo largo de la vida.

Antes se creía que los reflejos desaparecían… hoy se sabe que los reflejos no desaparecen, sino que se van integrando y madurando en el sistema nervioso para que la persona tenga acceso a respuestas más que a reacciones.

Decimos que un reflejo está retenido o no integrado en el sistema nervioso cuando todavía no se ha logrado la maduración del mismo.

Los reflejos primitivos deben dar paso a los reflejos posturales. Si los reflejos primitivos permanecen activos podrá haber una debilidad cerebral que afectará tanto a las capacidades motoras como a la percepción sensorial y cognitiva.

La Dra. Masgutova ha hecho un trabajo brillante con los reflejos primitivos y posturales, rehabilitando a niños con autismo, parálisis cerebral, pacientes con accidentes cerebrovasculares, entre otros.

Al trabajar con los reflejos no se sabe exactamente qué ocurre en el cerebro pero sí se puede observar la respuesta motora generada por la estimulación sensorial o la estimulación propioceptiva. Al saber la respuesta correcta, se puede trabajar para reeducar el sistema mente-cuerpo, y eso resultará en vías neurológicas más eficientes.

A veces, por distintas causas como estrés, falta de estimulación, situaciones emocionales o poca ejercitación en determinados movimientos; los reflejos no lograr integrarse y permanecen activos en la persona causándole infinidad de trastornos.

Algunos de ellos pueden ser:

  • Fobias
  • Hipersensibilidad a los ruidos
  • Miedo a las alturas
  • Lentitud en actividades cotidianas
  • Dificultad para aprender a leer y escribir

 

Te cuento un ejemplo concreto: uno de los programas que debería activarse al nacer se llama “reflejo asimétrico del cuello”. Éste se activa cuando el bebé está por nacer y debe pasar por el canal de parto; cuando nace por cesárea eso no sucede y puede que luego ese reflejo no se llegue a integrar…

Ya decían nuestras abuelas que la naturaleza es sabia, y sí que lo es.

Durante la niñez, adolescencia o adultez, los profesionales capacitados pueden realizar chequeos para identificar si el reflejo está integrado o no y luego trabajar en la integración del mismo.

Algunas de las dificultades que provoca no tener este reflejo integrado son:

  • lanzar una pelota
  • atrapar objetos
  • hablar con dificultad, de modo tardío
  • problemas al deletrear
  • bloqueo con matemática
  • letra “fea”, poco legible
  • prestar atención
  • enfocar
  • pensar
  • memorizar

Esto se debe a que el niño queda atrapado en un patrón llamado homolateral, lo que significa que habrá muchísimas dificultades para acceder a ambos hemisferios cerebrales y hacer actividades que requieran coordinación.

Pero afortunadamente, una vez que integra este reflejo los cambios y mejoras serán inmediatos.

Apuesto a que querés conocer más en profundidad de qué se trata. Seguí leyendo sobre este tema superapasionante.

¿Qué son los reflejos primitivos?

Los reflejos primitivos son programas que se encuentran en el cerebro. Son movimientos esteorotipados con los que los bebés nacen. La retención o falta de integración de los reflejos son a menudo la causa subyacente de muchos problemas de aprendizaje y comportamiento. Son patrones de movimiento de reacción automática e involuntaria y le permiten al bebé atravesar el canal de parto, succionar, parpadear, bostezar, entre otros.

 

¿Cuáles son los componentes de un patrón de reflejo?

Hay tres componentes en un patrón de reflejo: la estimulación sensorial o proprioceptiva, la respuesta motora y las vías neurológicas que conectan los dos.. Cada vez que el cuerpo muestra la respuesta correcta motora después de una estimulación sensorial, las vías específicas neurológicas están mielinizadas.

 

¿Para qué sirven los reflejos?

La Dra. Svetlana Masgutova ha identificado cuatro etapas de desarrollo para cada patrón de reflejo: la protección, la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo.

Sirven como bloques de construcción neurológica fundamentales para todos los movimientos y habilidades aprendidas. Como resultado de ello, los patrones de movimiento influyen de una manera crucial en el desarrollo del cerebro y de muchos procesos cognitivos a medida que maduramos. En realidad, son la base de todo nuestro desarrollo físico, intelectual, emocional y social.

 

¿Por qué es importante integrarlos?

Porque tienen su efecto en el desarrollo y en el aprendizaje y si no se integran habrá muchas más dificultades de acceder a centros cerebrales más complejos, como lo es la corteza cerebral.

 

¿Cómo se trabaja para lograr la integración de un reflejo?

El trabajo que se realiza es a través del cuerpo mediante suaves y específicos movimientos/ejercicios que realiza el consultante de forma pasiva o activa.

 

¿Cuándo es necesario integrarlo?

Es necesario integrarlo cuando nos causa malestar e imposibilidades… Por ejemplo: las fobias, las situaciones de miedo extremo, y otras no tan extremas…

 

¿Qué temas se pueden tratar a través de los reflejos?

  • Desórdenes de la atención
  • autismo
  • dislexia
  • hiperactividad
  • falta de concentración
  • fobias
  • enuresis
  • alergias
  • estados de miedo
  • problemas de equilibrio
  • pobre coordinación
  • mareo por movimiento
  • problemas de organización
  • entre otros temas.

Cualquier tema de la vida cotidiana que te esté afectando e impidiendo el desarrollo de tu máximo potencial.

 

¿Qué personas pueden beneficiarse del trabajo con reflejos?

La reeducación del sistema mente-cuerpo por el movimiento a través de este trabajo puede realizarse en todas las edades, desde bebés hasta adultos mayores.

 

¿Qué vas a lograr al tener los reflejos integrados?

Mayor serenidad, facilidad para poder pensar, mejor coordinación, mayor enraizamiento, mejoras en el procesamiento de la información sensorial, mayor integración en todos los niveles.

Al integrar los reflejos la persona adquiere patrones de respuesta más maduros y eso, a su vez, le permitirá que mejore en las habilidades académicas.

Te sirve para soltar viejos patrones improductivos.

A través de este trabajo se van creando nuevos caminos neuronales y lo imposible ¡se torna posible!

 

Y vos, ¿te identificás con alguna de estas situaciones?

 

Hasta pronto,

Gabriela

 

Nota del autor: por favor, si utilizás este artículo o parte de él, citá la fuente de esta manera:

“Esta nota corresponde a la autoría de Gabriela Lombardo, creadora de Integración neurocorporal, cuya página puede verse en www.integracionneurocorporal.com; para consultar la fuente original, clickear http://integracionneurocorporal.com/2014/06/02/esta-tu-cerebro-bien-programado/”

2 de comentarios

  1. Maria Pura Cordonnier 5 junio, 2014
    • Gabriela Lombardo Gabriela Lombardo 12 junio, 2014

Dejame un comentario